Orlando Acosta. Auto Biografía. Parte 2.

¿Cómo fue su entrada en la “Universidad del Vallenato” así llamado el Binomio de Oro de América? 

En mis inicios a nivel discográfico, antes de cantar, yo tocaba guitarra, tocaba bajo… Realmente mi oficio profesional como músico arrancó en Bogotá, me vine de Fonseca de la Guajira a estudiar a Bogotá. Estudié Ingeniería Electrónica, me gradué y saqué mi diploma. Pero mientras tanto seguí con mi oficio de Músico en paralelo.

En Bogotá toqué con muchos artistas, con Las Estrellas Vallenatas, toqué con Alberto Jamaica que tenía su Agrupación Vallenata (enlace a nuestra perstaña de contratar agrupación vallenata) aquí en Bogotá también. Toqué, con Otto Serge y Rafael Ricardo, durante 6 años. Ahí conocí muchos amigos, muchos músicos que hoy en día son buenos amigos como Felipe Pelaez y Carlos Huertas. Muchos músicos estuvieron después con Jorge Celedón y ahí conocí a Rober Mesa, que lastimosamente no está hoy con nosotros, pero ahí lo conocí y digamos que hice escuela allá como músico detrás de bambalinas.

Yo no era cantante, no estaba al frente de una agrupación, sino detrás acompañando, pero aprendí muchísimo al lado de grandes maestros como Rafael Ricardo y Otto serge, que ya tenían un reconocimiento y un recorrido muy amplio en la música vallenata. Conocí muchas partes de Colombia con ellos.

Estando allí, se me presentó la oportunidad púes, alguna vez me escucharon cantando, y grabé un demo con una canción que se llama “dime dime”. Este demo lo hice con Franklin bley y la verdad que quedó bien bonito. Recuerdo que lo hicimos en el Estudio José Sánchez en Bogotá, quedó muy bonito, y se lo presentamos a Sony Music.

                                  Bogotá, Colombia

La canción fue éxito pero, no teníamos nadie que nos asesorara, y no supimos aprovechar ese gran momento, el boom, y lo dejamos pasar.

Entonces la cosa se enfrió un poco y ya me dediqué más a mis estudios, a terminar mi carrera.

Una vez terminados los estudios.

Al terminar mi carrera de ingeniería dije:

“bueno, vamos a seguir con la música”.

Lo que realmente me gustaba era la música, entonces seguí insistiendo y tocando aquí y allá.

Un buen día recibo una llamada del Binomio de Oro:

“Orla, pilas que estamos necesitando gente para la agrupación, nosotros estamos ahorita en España pero vete preparando y escuchando canciones y aprendiéndotelas. Tenemos otros candidatos así que  vamos a escuchar otras opciones, pero vete preparando”.

Esto pasó en diciembre, así que empecé a montar música de Jean Carlos Centeno y de  todos esos cantantes que habían pasado por el Binomio de Oro.

                                Valledupar, Colombia

Comenzó el mes de Enero y nada, Febrero y nada, hasta que el día cinco o seis de Febrero me llamaron. Tenía que presentarme en Valledupar para la prueba. Entonces me fui para allá y llamé a Israel:

“bueno vente para acá”.

Esto fue en las horas de la noche del cinco de febrero.

“Vente para acá que vamos a escucharte.”

Fuí para Valledupar, donde además me pusieron a cantar. A mi me temblaba todo, desde las piernas hasta el pelo, estaba muy nervioso. Pero gracias a dios y los respaldos del talento que él le ha dado a uno, gustó mucho mi audición.

Yo pensé que no había gustado, la verdad, estaba muy nervioso y sentí que no había cantado bien. Pero gustó, la verdad que gustó, y recibí la aprobación.

Estaban allí Israel, Rosendo Romero, Javier Fernández de Olimpic de Valledupar, estaba otro amigo llamado Tito, y estaban otros cantantes, estaban Alejo Palacio, Duban Bayona, Didi el Moreno que era el cantante, Marcos Bedoya. Habían como cincuenta ojos mirándome y, gracias a dios, pase la prueba y arranqué esa carrera con el Binomio De Oro.

Cuatro años aprendiendo y conociendo mucho. Una gran escuela, para mi, como cantante. Yo cantaba, pero no era cantante. Una cosa es cantar bien y otra cantar encima de una tarima mientras te ven mil, dos mil, tres mil personas como sucedía con el Binomio de Oro.

Siguiente capítulo de la entrevista autobiográfica:

 

 

 

3 comentarios sobre “Orlando Acosta. Auto Biografía. Parte 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *